Las 5 claves definitivas para ser una persona resiliente

Has oído hablar muchas veces de la resiliencia… estamos seguros, pero, ¿sabías que la resiliencia es la cualidad que tienen algunos metales de volver a su estado inicial tras sufrir una deformación?. Con el paso de los años el colectivo del crecimiento y desarrollo personal han tomado esta definición y la han redefinido como la capacidad que tenemos para resistir y recuperarnos ante situaciones traumáticas (ruptura sentimental, muerte de un familiar, despido laboral…).

Desde el Método Todo es Posible esto lo trabajamos con una pequeña guía de 10 pasos de la que te explico alguno de ellos:

1. Aceptar la realidad

A lo que te resiste persiste.esto quiere decir que la aceptación es la base del cambio. No pienses en un tractor amarillo…no pienses en un tractor amarillo.

¿En qué piensas ahora ?…  Mientras no lo aceptes te seguirá dominando la situación, estarás en un pozo sin fondo, en un callejón sin salida. Desde la aceptación y aplicando las técnicas del MTEP podrás empezar a cambiar la situación a mejor.

2. Creatividad.

Se trata de plantear nuevas opciones, pero para ello tenemos que abrir la mente para que surjan nuevas alternativas, nuevos escenarios para manejar la situación.

Para ello es fundamental usar el protocolo de relajación que explicamos en el curso y conectar con la mente universal que es donde está la sabiduría, intuición y creatividad. No podemos solucionar el problema usando la perspectiva bajo la que éste se ha creado. Hemos de ampliar el punto de vista para poder tener nuevas opciones para poder tomar mejores decisiones.

3. Sentido del humor

Fundamental. El humor crea endorfinas, hormona de la felicidad, vital para cambiar una emoción de tristeza ante la situación de duelo por la que estamos pasando.

Si aprendemos a reírnos, incluso de nosotros mismos, le quitamos transcendencia a los dramas, porque la vida, desde que nacemos, sabemos que esconde el drama de la muerte, y desde la aceptación de ello como primer paso le quitamos esa presión e importancia que le ponemos a todo (ocasionando estrés).

Con el humor relativizas el problema, que no quiere decir que seas un iluso.

4. Aprendizaje.

No existe la derrota. En cada situación o consigues tu objetivo, esto es un avance, o tienes un aprendizaje. Visto de esta manera tu tienes el control, es una situación empoderadora que hace que no te paralices por el miedo a fracasar. El miedo te paraliza, te hace retroceder y eso es lo contrario a la evolución.

Si no avanzas es por que tienes miedo o porque ya estás muerto.

5. Ayudar a otros.

El ser humano es un ser sociable desde que nacemos. Nos gusta hacer cosas en grupo para tener un sentido de pertenencia colectiva. Desde las épocas de las cavernas salíamos a cazar en grupo, y eso se ha trasladado a la actualidad cuando vamos en grupo al fútbol, a fiestas, a eventos… Huimos de la soledad, que no es un estado natural del ser humano. Por eso, cuando estamos mal, en lugar de escondernos y aislarnos, es aconsejable ayudar a los demás, aunque sea de forma gratuita.

Apúntate a una ONG, a un club social, a un gimnasio… ayuda a los demás con alguna habilidad que tengas (ahora puedes hacerlos online). Esto te va a dar un nuevo sentido a tu vida, te mantendrá entretenido, te sentirás útil, aumentará tu autoestima.

No nacemos con esta capacidad, es decir,  o es innata en nosotros… no está en nuestros genes. La resiliencia se consigue a lo largo de la vida, con la experiencia y con una actitud productiva al cambio. Si es cierto que hay personas que son resilientes por motivos familiares, por su propia experiencia, por estar cerca de alguien o admirar a alguien que tuviera esa cualidad… mientras que otras no han gozado de esa oportunidad.

 

Recuerda, todos podemos ser resilientes, siempre y cuando cambiemos algunos de nuestros hábitos y creencias… y tú, ¿lo eres ya?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *