Hay que actuar. Cómo establecerse metas que puedes cumplir.

Visualizar Metas y Objetivos es fundamental… Pero hay que ACTUAR

Seguramente has oído hablar de la Ley de la Atracción… o quizás de la importancia de la Visualización a la hora de conseguir tus metas, y es que, últimamente se habla tan «alegremente» sobre esto, que puede ocasionar que  perdamos de vista los matices que marcan la diferencia en la realización de estas técnicas.

Con este «blog-taller» que te ofrezco pretendo ayudarte a definir tus metas desde el punto de vista del coaching y con la metodología que yo practico y promuevo en el Método Todo es Posible.

¿Sueño o meta?¿Cuál es la diferencia?

Muy sencillo. Todos tenemos sueños.. y seguramente recuerdas algunos de aquellos que aparecieron en tu mas temprana edad  «quiero ser médico» «quiero ser astronauta», «de mayor quiero ser futbolista» o quizás «me gustaría tener una casa con piscina», «me gustaría viajar por todo el mundo» y como estos: cientos.

La principal diferencia entre aquellos sueños y tener una meta sólamente reside en la definición, meditación y la planificación. Es decir, ¿Estoy dispuesto a esforzarme lo suficiente?, ¿Voy a sacrificar mi tiempo libre, mi ocio… para alcanzar mi sueño?…

O quizás es un «Me gustaría conseguir tenerlo o hacerlo… Pero sin arriesgar demasiado y visualizando desde el sofá»

Como ya conocerás, Luis, el director del Método Todo es Posible es una persona muy orientada a los objetivos y la mayoría de ellos los ha logrado, en gran parte, gracias a las técnicas que ha aprendido a lo largo de su vida como instructor y especialista en Coaching y desarrollo personal. Y desde aquí puedo decir que he comprobado que hay cuatro elementos esenciales que te ayudarán a conseguir tus metas :

  1. DESEO: Es la fuerza motivadora, la que nos impulsa hacia nuestras metas. Sin deseo, nunca comenzaríamos un proyecto. Tener un profundo deseo de alcanzarla
  2. CREENCIA: es el enlace que sostiene el deseo y la expectativa, está entre la fuerza que nos conduce y el objetivo que te nos hemos propuesto.
  3. EXPECTATIVA: es la relación causa-efecto; si pulsas un interruptor, tienes la certeza, la expectativa de que la luz se encenderá, ¿cierto? Del mismo modo, si visualizas tus proyectos y actúas con coherencia, tu convicción de que sucederán aumentará. Vive como si ya lo hubieses logrado, siente la emoción con entusiasmo.
  4. COMPORTAMIENTO COHERENTE: Actúa y ponte en marcha. Recuerda la fórmula del éxito:

Exito transpiración inspiración

 

Te ponemos como «ejemplo de transpiración» el propio caso de Luis. Hace más de 15 años que empezó su andadura como instructor,  y aunque ahora los cursos son muy exitosos y están llenos de gente, para llegar a ese nivel ha tenido que superar situaciones como:

  • Desplazarme a 600km de mi casa para dar un curso para un sólo alumno…
  • Recibir críticas poco constructivas (incluso de mis propios compañeros de trabajo)…
  • Viajar cada fin de semana a una ciudad diferente (después de una jornada laboral de 50h), para impartir un curso de 20h y no ganar ni para la gasolina…

Pero siempre ha existido algo en mí que me animaba y me guiaba… y esto se ha convertido en los pilares del Método Todo es Posible.

Mi DESEO de ayudar a los demás

Mi  CREENCIA de que el Método que imparto FUNCIONA

Mi EXPECTATIVA de que algún día podría dedicarme a esto y ser un gran instructor.

Siempre visualizando y programando en mi «Espejo de la Mente«

Mi COMPORTAMIENTO COHERENTE  de no cancelar ningún curso a pesar de haber solamente una persona inscrita,

pues siempre he dicho que «si puedo cambiarle la vida a una sola persona, dar el curso ya habrá merecido la pena»

Todas las piedras del camino, las adversidades… nos han hecho perseverar con entusiasmo, ilusión y humildad hasta llegar a dar más de 350 cursos y aportar cada vez más valor.

Y antes de terminar te propongo una tarea. Si de verdad deseas alcanzar tus metas, te recomiendo que te hagas las siguientes preguntas para ayudarte a definir tu meta. Es muy recomendable responderlas a nivel de relajación y luego, escribirlas en un papel.

  1. ¿Qué es lo que realmente deseo alcanzar?
  2. ¿Para qué quiero conseguir mi meta? (el «para qué» te conectará con tus valores)
  3. ¿Qué es lo que me mueve para conseguirla?
  4. ¿A dónde me llevará si alcanzo lo que deseo?(piensa en qué va a suceder, detalladamente. Te puede servir para desengranar la meta y darte cuenta del origen de tu deseo)
  5. ¿Quién está o estará involucrado en este proyecto y cómo se verá(n) afectado(s)?

Una vez hayas contestado, lee tus respuestas detalladamente y toma consciencia de si tus metas están alineadas con tus valores (aspecto fundamental para vivir con serenidad).

¡Esto es todo por hoy!

 

Un abrazo y espero verte pronto en algún curso, cuando todo esto pase…

 

¡Podremos con ello!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *