,

La meditación, la guía para gestionar el estrés

La meditación, la guía para gestionar el estrés

 

En cualquier momento que encontramos un obstáculo para el logro de nuestros deseos o necesidades nuestros cuerpos y nuestras mentes se activan. Cualquier amenaza para nuestra seguridad, felicidad o autoestima, provoca una cascada de reacciones físicas y emocionales. Este mecanismo de respuesta hacia el estrés, a veces conocido como “Lucha o Huida”, procede de una primitiva región cerebral y está diseñado para asegurar nuestra supervivencia.

Durante el mecanismo de respuesta “Lucha /Huida”, se producen numerosos cambios fisiológicos que preparan al organismo para responder de manera agresiva a la amenaza percibida:

– Incremento de la Presión arterial y del ritmo cardiaco
– Respiración agitada
– Secreción de hormonas del estrés
– Desviación de la circulación sanguínea del aparato digestivo hacia la musculatura
– Sudoración
– Aumento de la viscosidad plaquetaria
– Disminución de la Inmunidad

Estos cambios corporales son útiles si el peligro constituye una amenaza para la vida, pero si se trata de una percepción psicológica, la activación constante del mecanismo de respuesta “Lucha/Huida” puede debilitar nuestra salud.

Un estrés Agudo constante nos puede llevar a un estrés Crónico que nos pueden producir enfermedades cardiacas, ansiedad, insomnio, adicciones, problema gástricos, apoplejía, infecciones y hasta cáncer.

Muchas situaciones diarias nos llevan a esta situación de estrés. Tráfico que nos impide llegar a los lugares de trabajo u otras obligaciones, demasiado trabajo, preocupación económica, los hijos y sus responsabilidades y un largo etcétera. Pero sobre todo resalto un denominador común que nos está afectando en estos momentos a una gran mayoría y que son LA INCERTIDUMBRE y EL MIEDO. Todos los elementos mencionados parece que sean inevitables pues forman parte de la vida en esta actual sociedad, pero aunque sean inevitables, si pueden ser contrarrestados para que no vayan a sus libre albedrío y esas emociones o sentimiento se apoderen de nuestro bienestar y sobre todo de nuestra salud física y mental . Para ello tenemos que ejercer un cierto control sobre esas emociones y para ello tenemos una magnífica herramienta, LA MEDITACIÓN.

La Meditación genera un cambio fisiológico demostrado que es lo opuesto a la respuesta “Lucha o Huida”. Genera una conciencia más sosegada, mayor equilibrio y vitalidad, mejor expresión creativa y entusiasmo por la vida, redirigimos la atención a nuestro interior donde se encuentra más paz y felicidad y reconectamos con la perfección que reside en cada uno de nosotros para llevarla a la vida cotidiana.

El hábito de la meditación se adquiere, y los beneficios mencionados se van notando y te ayuda a hacer un cambio de vida donde con toda seguridad también tendrás una mejor relación con los demás, una alimentación y unos hábitos más saludable y un mayor bienestar.

En el Método todo es posible, encontrarás una serie de ejercicios de relajación que te servirán de guía para iniciarte en estas técnicas y que sin duda si lo practicas te ayudarán a que a lo largo de tu día encuentres “Descansos del Guerrero” tan necesarios para seguir en el aprendizaje de la vida, desde la aceptación y la visión de que cada problema es un aprendizaje y una oportunidad.

Educación emocional: el niño interior

El niño interior o por qué descubrir la educación emocional

Por norma general, en la infancia no hemos recibido educación emocional, si no más bien lo contrario. Nos han enseñado a reprimir emociones, con frases como: «no llores que te pones feo/a», “los niños no lloran” o directamente consolándonos y no dejando que liberásemos la emoción del momento… produciendo bloqueos emocionales, heridas que seguimos arrastrando de mayores.

Esto tiene consecuencias porque en momentos de tensión y estrés podemos repetir patrones de conductas no adecuadas en un adulto, (que hacíamos de pequeños) como ataques desmesurados de ira, ansiedad, estrés, contestaciones fuera de lugar,… en resumen, pérdidas de control emocional

Luego te arrepientes de lo que has dicho/hecho y si tienes coraje suficiente pedirás perdón, pero a veces el daño colateral es grande (con la pareja, hijos, amigos…) y de consecuencias inesperadas (separaciones, perdidas de trabajo…)

Estas heridas emocionales hacen que surja en el adulto el sentimiento de culpabilidad y como toda culpa merece un castigo, podemos inconscientemente estar saboteando nuestra vida, no alcanzar nuestros objetivos porque pensamos que no somos merecedores del éxito sino que merecemos el castigo y la oscuridad.

Esta sensación de tener una deuda, una culpa, y merecer el castigo, es uno de los auto-saboteadores que te explicamos en el curso del Método TODO ES POSIBLE

Para sanar esa herida tenemos que reconectarnos con el AMOR incondicional y curar la herida de nuestro niño interior. De lo contrario por muchos objetivos que queramos alcanzar habrá “fuerzas ocultas” que lastraran nuestro propósito, nuestra misión de vida.

Heridas emocionales: Las creencias limitantes

Otra tema también relacionado con la no consecución de tus objetivos son las Creencias Limitantes: todo está en tu mente, si crees que puedes tendrás un extra de motivación que te hará pasar a la acción y perseverar para conseguir tus sueños pero si crees que no puedes, que es imposible o que no te lo mereces, tendrás también un peso que te hará mucho más difícil que avances.

Detrás de cualquier objetivo que se te esté resistiendo o cualquier resultado que te esté causando sufrimiento en tu vida, tienes una creencia negativa que te está limitando. Todo está en tu mente, piensa que puedes y podrás.

Para ello también te enseñamos las técnicas de cambio de creencias del Método TODO es POSIBLE (de limitantes a potenciadoras) y la técnica de sustitución de pensamientos

Cuéntanos en comentario qué tal te ha ido o si deseas alguna aclaración escríbenos en este formulario.

La historia del ego: cómo encerraste tu tesoro.

ego, infelicidad, tristeza, tesoro, vida

EL DÍA QUE ENCERRASTE TU TESORO Y TIRASTE LA LLAVE AL FONDO DEL MAR.

 

Cuando llegaste a este mundo eras un ser lleno de luz, tu sola presencia llenaba de ternura y compasión a quienes estaban en tu entorno. Eras pura esencia y nada limitaba la vida que se expresaba a través tuyo. Tu luz era deslumbrante y tu sonrisa inocente una gozada. Ibas creciendo y tus padres te mostraban su “particular” manera de amar, la manera de amar que ellos habían aprendido de sus progenitores. Fueron educándote lo mejor que supieron y fueron dividiendo en pequeños trocitos esa esencia que vibraba en unidad con el universo. Aprendiste quién era papá y mamá, el biberón que saciaba tu hambre y te colmaba de amor y tranquilidad, aprendiste poco a poco conceptos, formas y códigos de un mundo que ni siquiera podías imaginar.

 

Poco a poco esa luz pura, esa esencia, ese tesoro que albergabas en tu interior fue quedando enterrado por las creencias, sesgos, ideas, formas de pensar que ibas aprendiendo de tus padres y educadores. Aprendiste conductas, lo que es bueno y lo que es “caca”, lo que se podía tocar y lo que no. Fuiste construyendo tu realidad, un mundo claroscuro en el que tu te ibas abriendo camino como podías. Creciste y resultó que cada vez que lo mejor de ti salía con tu luz propia, algo la intentaba apagar o ponerla en tu contra. Parecía que ser uno mismo era muy dificil. Así es que aprendiste estrategias infantiles para no mostrarte tal cual eras. El mundo ahí afuera de ti era a veces duro y cruel. Incluso otros niños en el colegio, tus maestros, familiares intentaban inculcarte una manera “correcta” de pensar. Una forma ética que proclamaba que las cosas son así. ¡Porque lo digo yo y punto!

 

Y así es que fuiste creando una máscara, un modelo propio de cómo deberías ser para ubicarte en este mundo. Un autoconcepto y autovaloración que te iba a ayudar durante toda tu vida a pertenecer a una sociedad, a permanecer con seguridad en tu tribu familiar y llevar lo mejor posible tus relaciones. Poco a poco y sin darte cuenta, has ido construyendo una estructura psicológica cuya función es protegerte de un entorno agresivo y difícil.

Y lo has hecho porque no sabias hacerlo de otra forma y además la sociedad en la que vives te ha inculcado sus paradigmas, metiendo en tu cabeza ideas de separación con el resto del universo. Lo hace de mil maneras, en películas, novelas, canciones, cuentos, etc.

 

Paulatinamente tu luz, tu propia esencia, ese tesoro que permanecía en tu interior, se fue quedando olvidado y con el paso de los años, con la madurez, ese ser, quien tu eres, ha quedado enterrado y olvidado. Sustituido por tu historia. La que tu te has contado una y otra vez. Una historia de fracaso, imposibilidad, desmerecimiento y dificultades. Y por eso en muchas ocasiones vas a sentir un vacío. Como que algo te falta. Eso es lo que yo llamo «el hueco». El agujero insaciable. Para llenar ese vacío, cada persona utiliza múltiples estrategias y todas muy creativas.

 

Unos rellenan su vacío con hábitos poco saludables, como el exceso de bebida, el exceso de azúcares, el exceso de series de tele o proyectan una vida ideal sobre parejas idealizadas, relaciones amistosas inadecuadas. -Que por cierto, esas personas también tienen sus huecos-. Otros lo hacen tomando decisiones para agradar a sus mayores o lo hacen adquiriendo cosas materiales para demostrar su valía, proyectando en las cosas su propia autoimportancia. Hay quienes se encierran en sí mismos y también quienes están todo el día contando chistes para reclamar la atención. Múltiples maneras de intentar brillar de forma artificial porque se han olvidado de que para brillar solo tienen que ser. Que estar y permanecer.

Además, mantener de forma impostada esa luz que pretende ocultar tus supuestos “defectos” es agotador y muy cansado. Y lo peor de todo es que aquello que pretendes ocultar de ti mismo, cualquier persona puede verlo. O sea, que encima de cansino, no es efectivo. Encerraste tu tesoro más preciado, la esencia de tu talento y el brillo de tu alma en lo más profundo de una coraza egoica. Y ahora, incluso, has olvidado que un día fuiste un maravilloso ser de luz.

 

Si quieres saber cuál es el tesoro que enterraste y del que ya ni te acuerdas, entonces te esperamos en la formación online del Método Todo es Posible este sábado a las 18h desde el Facebook del Método Todo es Posible.

 

3 trucos para eliminar el ego

Siempre, a toda costa, quiero ser el que más destaque

Siempre, a toda costa, quiero ser la que gane

Siempre, a toda costa, quiero tener razón

¿Te ocurre a ti?

Esto es algo que todos hemos pensado, en alguno o en muchos momentos de nuestra vida. Y, cuidado, porque hemos de decir que no es nada negativo ni malo querer destacar, ganar o tener razón. Lo que no es tan conveniente es la parte de “a toda costa”, “siempre”.

Cuando siempre quieres destacar o ser el mejor, ¿sabes qué es?

EGO, EGO y EGO

El ego es como tu protector y ha tenido una importante función. Ha estado ahí siempre para protegerte del dolor.

Cuando naces, llegas con tu esencia, con la de ese bebé puro y que se asoma al mundo por primera vez. Con el tiempo, con los años, vemos como nos vamos alejando de esa esencia inicial porque empezamos a relacionarnos con el mundo.

Y, al sentir soledad, vacío, dolor, comenzamos a desarrollar una personalidad, que es el ego. Si nos fijamos en el origen de la palabra, ego viene del latín, significa “yo” y también podríamos denominarlo personalidad, ego falso, yo falso.

¿Quién es el culpable de que nuestra esencia pura se pierda con el tiempo? NADIE, absolutamente nadie. Nuestros padres, educadores, familiares, amigos … lo hicieron lo mejor posible con las herramientas y conocimientos que tenían en cada etapa de nuestro crecimiento.

Lo fundamental no es buscar culpables, lo fundamental – y en eso se basa el Método Todo Es Posible – es que nos demos cuenta que siempre estamos a tiempo de cambiar cualquier circunstancia y más, de identificar el ego y comenzar a liberarnos.

Y más fundamental aún, si ya eres consciente (y sabemos que lo eres al estar leyendo este post) es no alargar la decisión para comenzar a cambiarlo. Los que no se dan cuenta aún o no son conscientes, son los que tapan este vacío y dolor que sienten, con adicciones: a la comida, al alcohol y otras drogas.

¡¡Buenas noticias!! Puedes dejar de sufrir. Todo es práctica, todo es aplicar lo que leemos y aprendemos.

Vamos con una serie de pasos:

1.Identifica tu ego

El objetivo es identificarlo, no eliminarlo, porque de hecho, el ego tiene su función. El objetivo es aprender a convivir con el ego, trascenderlo.

2.Observa tus resultados

¿Obtienes buenos resultados con lo que estás haciendo a nivel exterior? ¿Te propones cada día cambiar a tu madre, padre, a tu ex pareja? ¿O tomas la decisión de cambiar tu propio interior, lo que está verdaderamente en tu poder?

3.Pon foco en ser cada vez más consciente

Fíjate cuando reaccionas con ego desmesurado y cuando no, fíjate cuando haces lo que haces, con consciencia y cuando no. Eso es poner foco en ti y en lo que puedes cambiar. Lo demás es dejarte dominar por las situaciones externas o las obligaciones sociales (ser el mejor, ser el número 1, ganar siempre a toda costa).

Y ya, por último, traemos aquí a Buda para compartir 3 claves más de las muchas que compartió para desapegarnos de nuestro ego:

  1. Libérate de sentirte ofendido. Es tu ego el que se ofende, ¿lo sabías? Es tu ego el que se siente atacado. De hecho, trabaja todo el día para sentirse ofendido. Recuerda, cuando estés comenzando a sentirte ofendido u ofendida, para, obsérvate y ponle consciencia
  2. Libérate de la necesidad de ganar siempre. La clave está en disfrutar con lo que haces. Claro, ganar en eso que eres bueno, ¿por qué no? El asunto es que si no ganas, nada cambia, sigue adelante, sin importante tanto ese resultado exacto.
  3. Libérate de la necesidad de tener razón. Aquí, hay una pregunta poderosa que lo cambia todo. Cuando notes que en un debate o discusión, tu ego aparece y te “obliga” a tener razón, la pregunta es ¿prefiero tener razón siempre o ser feliz? De nuevo, es bueno que defiendas aquello en lo que crees, pero ¿a toda costa y siempre?

Ya sabes, tenemos el poder de cambiar y avanzar hacia nuestra mejor versión. ¿Qué vas a hacer después de leer este post? Nos gustará leerte en comentarios, aquí debajo y si tienes cualquier duda o sugerencia, puedes escribirnos desde aquí.

Tres elementos clave para comenzar a descubrirte

Ego, sombra y espejo… ¿sabes sobre lo que hablamos?

¿Estás actuando en tu vida desempeñando un papel como si fueses un actor de cine? Si es así estás secuestrado por tu EGO

Seguramente no lo entiendas, así que vamos a hacer una introducción a este término. El Ego proviene del latín y significa “YO”. También se le puede llamar personalidad, ego falso y yo falso.Es una máscara o coraza que nos ponemos para “ir por la vida”. Es un mecanismo de supervivencia emocional y psicológico.

A todos, desde que nacemos, nos gusta sentirnos queridos por nuestros progenitores inicialmente y luego agradar a los demás, y  de esta forma nos vamos adaptamos al entorno para sentir amor y evitar el rechazo y la soledad. Cuando somos pequeños y sin contar con los recursos necesarios, admitimos o realizamos actos con la intención positiva de protegernos, pero que a veces lo que esto ocasiona es la creación de un “personaje” que interiorizamos y seguimos representando hasta que finalmente nos lo creemos.

Es entonces cuando “el personaje se come al actor” y tu vida cambia a partir de ese momento, normalmente a peor, dejando una huella que se va haciendo cada vez más grande, a medida que representamos más y más esa “película”.

Dr. Jekyll y Mr Hyde

 

Lo malo de este proceso es que somos incongruentes con nuestro interior, con nuestra pureza, con nuestra esencia, y eso nos resta energía, nos hace sentir mal. ¿Has sentido esto alguna vez? para conseguir liberarse del ego, paradójicamente, te enseñamos, a convivir con él, aceptarlo e integrarlo.

La Sombras son todos aquellos secretos más profundos que guardas celosamente en tu interior y que no quieres que nadie sepa de ti. Porque te da miedo que se descubra tu verdad, tu historia y te rechacen y te quedes solo. Los cambios más potentes en las personas se producen cuando aceptan y “abrazan” a su sombra y la convierten en su aliado. 

El Espejo es aquello que admiras en los demás y te gustaría haber tenido o sido, pero te crees incapaz o no merecedor de ello, lo que te lleva a ir por la vida con un sentimiento de tristeza y frustración. La vida es maravillosa si así lo crees, pero también puede ser un calvario si te enfocas en lo que te falta, en lo que te hubiese gustado ser o tener por eso… ¿no crees que es momento de ponerle fin a estos pensamientos autodestructivos y empezar un proceso de autoconocimiento que te lleve a  ser la mejor versión de ti?

Cuéntanos en comentario qué tal te ha ido o si deseas alguna aclaración  escríbenos en este formulario.

La mente consciente y la mente subconsciente… ¿Sabes lo que son?

¿Vives en piloto automático o eres protagonista de tu VIDA?

Te levantas por la mañana y haces lo mismo del día anterior, todo a la misma hora, la misma emisora de radio (si escuchas radio), el mismo desayuno, la misma ducha durante los mismos minutos, el mismo trabajo, tus mismos quehaceres. Mismos pensamientos, inercia, rutinas, monotonía. STOP, creo que hay que decir BASTA y la gran ventaja es que puedes decir BASTA YA. La ventaja es que siempre tenemos la opción de decidir. En este post, te comentamos algunas primeras claves.

El biólogo celular Bruce Lipton nos dice que el 95% del tiempo vivimos en piloto automático y sólo el 5% de forma consciente. Esta estadística es demoledora y aunque sabemos que gracias al desarrollo personal, estos porcentajes están cambiando en muchos de nosotros, es verdad que seguimos todavía con un porcentaje muy alto de nuestro día viviendo en piloto automático.

Lo que tienes que decidir ahora mismo es si quieres vivir en ese estado de inercia o si quieres ser tú el piloto de tu vida; si quieres sentarte en el asiento del copiloto o ser el protagonista.

De nuevo, la gran noticia es que lo puedes cambiar.

¿Cómo puedes hacerlo? Controlando tu MENTE y en concreto, trabajando con tu MENTE UNIVERSAL.

Hablemos primero de las 3 Mentes:

La Mente consciente, que representa solo un 7%, tiene como función principal, filtrar la información que entra en la mente subconsciente (enorme base de datos que tiene cada ser humano), cuya labor es procesar la información que obtenemos a través de nuestros sentidos físicos y almacenarla en nuestra memoria.

La Mente subconsciente es la que está conectada a la mente universal. Pues bien, gracias a esta mente, puedes dejar de vivir en piloto automático. Fíjate en sus características y ventajas:

  • Funciona permanentemente
  • Te ayuda a resolver problemas, visualizando primero el problema y ayudándote después a encontrar soluciones y respuestas.
  • Te motiva, pues es fuente de energía que te ayudará a fluir y colaborar para que tus sueños y objetivos se cumplan.
  • Crece a medida que más la utilices y creas más y más en ella.

En el Método Todo Es Posible hay muchas técnicas para trabajar con esta mente. Aquí, te adelantamos algunas claves:

  • Haz afirmaciones y repítelas en voz alta cada día y con emoción. Por ejemplo, una afirmación podría ser: Me doy permiso para crecer y estoy creciendo.
  • Fórmate todo lo que puedas en desarrollo personal. No juzgues, aprende y aprende. Verás como esto que ahora quizá te parezca extraño, que tenemos una mente universal que lo cambia todo, pasará a ser algo normal y aceptado en tu vida.
  • Déjate llevar por tu intuición. Es como nuestro sabio interno. Si te llega la intuición de que debes comenzar un proyecto o hacer una acción diferente, hazla. Comienza primero por pequeñas acciones y luego sigue con otras.

Y, ahora, vamos a ver cómo activar tu mente consciente y subconsciente y conectarlas con la mente universal.

  • Medita y visualiza. Sin duda, as la mejor forma de interconectar las 3 mentes. Dedica unos minutos cada día a estar en silencio. Es la mejor forma de acallar la voz perturbadora, esa que nos machaca y nos dice que “no podemos” y dar paso a la energía propia de la mente universal, la que te lleva a crear nuevas ideas y un mejor presente.
  • Confía en las sincronicidades. Sí, todos las tenemos, solo es estar despierto y en estado de tranquilidad para darse cuenta de que en tu vida se producen encuentros con personas que te dan esa idea que llevas tiempo pensando, algo que lees y te da una clave importante o una conversación que escuchas a lo lejos. Todo son pistas que te llegan cuando desarrolles más y más tu conexión con la mente universal.
  • Espera eventos inesperados o situaciones que te darán señales. Pueden venir en 2 formas, con emoción negativa que indica que tienes que parar y revisar algo en tu vida, o emoción positiva, que confirma que tu camino es el adecuado.

¿Te animas a practicar estas técnicas? Cuéntanos en comentario qué tal te ha ido o si deseas alguna aclaración  escríbenos en este formulario.

 

Visual, auditivo o kinestésico… ¿y tú cómo te defines?

LOS 3 SISTEMAS O CANALES DE PERCEPCIÓN

¿Tu realidad, lo que ves, oyes y sientes, es la misma realidad que ven los demás? La respuesta es: no. Y te voy a explicar por qué… 

No sé si conoces la película MATRIX, un clásico del cine de hace ya 20 años, donde parece que estamos anestesiados en un mundo que no es real, si no más bien, propio de un videojuego. Pues algo parecido te quiero explicar…

Existen 3 canales de percepción de lo que tú consideras realidad, que es LA TUYA.

Te pongo un ejemplo:

¿No te ha pasado que una misma película, por ejemplo, Pretty Woman (otro clásico), tres amigos vais juntos a verla y cada uno, después, destaca algo distinto que le ha llamado la atención?

Uno destaca la banda sonora, la música de la película…Otro se ha fijado más en la ropa de los protagonistas, en los escenarios, la casa, el coche…Y otro en las sensaciones que le ha producido, emoción, romanticismo, ganas de llorar, de reír…

• El primero ha visto la película bajo el filtro Auditivo
• El segundo con su filtro Visual
• El tercero con el filtro Kinestésico

Estos son Los 3 Canales de PERCEPCIÓN, los filtros de la realidad. ¿Te das cuenta de las diferencias?

Otro ejemplo sería el de ir a cenar a un restaurante:

• Un visual se fijará en la elegancia del restaurante, la disposición de los platos…
• El auditivo en si hay sonido ambiente adecuado, si se podía conversar bien
• Y el kinestésico en la temperatura del local, la distancia del resto de comensales, el trato de los camareros…

Ahora imagina cómo esta forma de percibir tu realidad condiciona la forma de relacionarte con tu entorno: con tu pareja, hijos, compañeros de trabajo, amigos. Es como si tú hablas un idioma y el resto otro idioma distinto, lo que hace que la comunicación no sea eficaz, con las consecuencias que eso conlleva. También es muy importante en el ámbito empresarial, en equipos comerciales.

Te pongo otro ejemplo:

Un vendedor de coches que sea visual, va a hablar con palabras que destaquen las líneas del vehículo, su aerodinámica, el color de la tapicería, las llantas de aleación. Posiblemente le entregue al cliente un catálogo con fotos y datos técnicos del vehículo, detallados con gráficos y esquemas, todo muy visual. Si en el comprador predomina más el canal auditivo, esa información no le será relevante, éste querrá oír (auditivo) al vendedor, sus explicaciones, le hará preguntas para aclarar posibles dudas y además el “rugir del motor”. Si se tratase de un kinestésico, éste desearía subirse al coche y sentarse al volante y posiblemente dar una vuelta para sentir las sensaciones (kinestésico), como si el coche ya fuese suyo…

¿Ves la importancia de saber adaptar tu lenguaje al de tu interlocutor?

Todo esto se puede entrenar, ¡eso es lo importante!

Cómo reconocer los diferentes canales

Está estimado que el 50% de las personas son visuales, un 30% kinestésicos y otro 20% auditivos. Lo que no significa que para procesar la información y relacionarse utilicen siempre y exclusivamente, una u otra de estas opciones. ¿Cómo se pueden reconocer? Te damos unos consejos rápidos:

• En un Visual su aspecto estético va a predominar, cuida su estética, su figura. Habla y anda a ritmo rápido.
• Un Auditivo es una persona que le gusta conversar y hace inflexiones en su tono de voz.
• Un Kinestésico usa ropa cómoda, tiene una imagen más descuidada, habla y camina más despacio, a veces en exceso, ja, ja.

Si hemos despertado tu curiosidad y tu interés, te esperamos el próximo sábado 25 de abril a las 18 horas -horario peninsular- en nuestro directo desde el canal de Facebook del Método Todo es posible donde te explicaremos cómo puedes identificar tu canal preferente con un divertido test, y cómo, morfológicamente identificar el canal preferente de tu interlocutor, para que así puedas interactuar con él con mayor eficacia, si así lo deseas.

Si tienes cualquier duda, pregunta o sugerencia te animamos a que nos escribas o dejes un comentario y en el directo te contestaremos personalmente. 

Hay que actuar. Cómo establecerse metas que puedes cumplir.

Visualizar Metas y Objetivos es fundamental… Pero hay que ACTUAR

Seguramente has oído hablar de la Ley de la Atracción… o quizás de la importancia de la Visualización a la hora de conseguir tus metas, y es que, últimamente se habla tan «alegremente» sobre esto, que puede ocasionar que  perdamos de vista los matices que marcan la diferencia en la realización de estas técnicas.

Con este «blog-taller» que te ofrezco pretendo ayudarte a definir tus metas desde el punto de vista del coaching y con la metodología que yo practico y promuevo en el Método Todo es Posible.

¿Sueño o meta?¿Cuál es la diferencia?

Muy sencillo. Todos tenemos sueños.. y seguramente recuerdas algunos de aquellos que aparecieron en tu mas temprana edad  «quiero ser médico» «quiero ser astronauta», «de mayor quiero ser futbolista» o quizás «me gustaría tener una casa con piscina», «me gustaría viajar por todo el mundo» y como estos: cientos.

La principal diferencia entre aquellos sueños y tener una meta sólamente reside en la definición, meditación y la planificación. Es decir, ¿Estoy dispuesto a esforzarme lo suficiente?, ¿Voy a sacrificar mi tiempo libre, mi ocio… para alcanzar mi sueño?…

O quizás es un «Me gustaría conseguir tenerlo o hacerlo… Pero sin arriesgar demasiado y visualizando desde el sofá»

Como ya conocerás, Luis, el director del Método Todo es Posible es una persona muy orientada a los objetivos y la mayoría de ellos los ha logrado, en gran parte, gracias a las técnicas que ha aprendido a lo largo de su vida como instructor y especialista en Coaching y desarrollo personal. Y desde aquí puedo decir que he comprobado que hay cuatro elementos esenciales que te ayudarán a conseguir tus metas :

  1. DESEO: Es la fuerza motivadora, la que nos impulsa hacia nuestras metas. Sin deseo, nunca comenzaríamos un proyecto. Tener un profundo deseo de alcanzarla
  2. CREENCIA: es el enlace que sostiene el deseo y la expectativa, está entre la fuerza que nos conduce y el objetivo que te nos hemos propuesto.
  3. EXPECTATIVA: es la relación causa-efecto; si pulsas un interruptor, tienes la certeza, la expectativa de que la luz se encenderá, ¿cierto? Del mismo modo, si visualizas tus proyectos y actúas con coherencia, tu convicción de que sucederán aumentará. Vive como si ya lo hubieses logrado, siente la emoción con entusiasmo.
  4. COMPORTAMIENTO COHERENTE: Actúa y ponte en marcha. Recuerda la fórmula del éxito:

Exito transpiración inspiración

 

Te ponemos como «ejemplo de transpiración» el propio caso de Luis. Hace más de 15 años que empezó su andadura como instructor,  y aunque ahora los cursos son muy exitosos y están llenos de gente, para llegar a ese nivel ha tenido que superar situaciones como:

  • Desplazarme a 600km de mi casa para dar un curso para un sólo alumno…
  • Recibir críticas poco constructivas (incluso de mis propios compañeros de trabajo)…
  • Viajar cada fin de semana a una ciudad diferente (después de una jornada laboral de 50h), para impartir un curso de 20h y no ganar ni para la gasolina…

Pero siempre ha existido algo en mí que me animaba y me guiaba… y esto se ha convertido en los pilares del Método Todo es Posible.

Mi DESEO de ayudar a los demás

Mi  CREENCIA de que el Método que imparto FUNCIONA

Mi EXPECTATIVA de que algún día podría dedicarme a esto y ser un gran instructor.

Siempre visualizando y programando en mi «Espejo de la Mente«

Mi COMPORTAMIENTO COHERENTE  de no cancelar ningún curso a pesar de haber solamente una persona inscrita,

pues siempre he dicho que «si puedo cambiarle la vida a una sola persona, dar el curso ya habrá merecido la pena»

Todas las piedras del camino, las adversidades… nos han hecho perseverar con entusiasmo, ilusión y humildad hasta llegar a dar más de 350 cursos y aportar cada vez más valor.

Y antes de terminar te propongo una tarea. Si de verdad deseas alcanzar tus metas, te recomiendo que te hagas las siguientes preguntas para ayudarte a definir tu meta. Es muy recomendable responderlas a nivel de relajación y luego, escribirlas en un papel.

  1. ¿Qué es lo que realmente deseo alcanzar?
  2. ¿Para qué quiero conseguir mi meta? (el «para qué» te conectará con tus valores)
  3. ¿Qué es lo que me mueve para conseguirla?
  4. ¿A dónde me llevará si alcanzo lo que deseo?(piensa en qué va a suceder, detalladamente. Te puede servir para desengranar la meta y darte cuenta del origen de tu deseo)
  5. ¿Quién está o estará involucrado en este proyecto y cómo se verá(n) afectado(s)?

Una vez hayas contestado, lee tus respuestas detalladamente y toma consciencia de si tus metas están alineadas con tus valores (aspecto fundamental para vivir con serenidad).

¡Esto es todo por hoy!

 

Un abrazo y espero verte pronto en algún curso, cuando todo esto pase…

 

¡Podremos con ello!

Cómo eliminar la ansiedad con 3 herramientas

 

Adaptar el día a día a un estado de relajación es importante, aunque, como hemos dicho muchas veces el estrés y la ansiedad son adaptativos, es decir, nos permiten adaptarnos al entorno con un nivel de activación adecuado. Esto es temporal… lo ideal es encontrarse en estado de relajación el 80% del día, frente a situaciones de estrés -laboral, escolar o por otros factores- .

Cuando éste 80% deja de ser estado de relajación y se traduce en ansiedad y esto acaba formando parte de tu día a día se produce, lo que en psicología se entiende por ansiedad crónica. La ansiedad crónica es un trastorno que toma el control de nuestra vida impidiendo que quien la padezca haga su vida -salga de casa, trabaje o, incluso, duerma- con normalidad. Es importante aprender a reconocerlo, y sobretodo, ser conscientes de que si la padecemos, es importante aprender a frenarla y desarrollar estrategias para conseguir dominarla.

Cada uno de nosotros somos diferentes, y por ello a cada uno nos funcionan unas cosas u otras, por eso es muy importante desarrollar recursos y estrategias personales que nos permitan controlar las emociones y los pensamientos, pues como sabemos la autogestión es una habilidad vital que nos permitirá desenvolvernos de manera adecuada.

No todas las herramientas nos sirven a todos por igual y que sea cual sea el ejercicio, debemos practicarlo con asiduidad para avanzar. Para realizar estas actividades debes tener en cuenta que:

  1. Debes ser constante
  2. Debes realizarlo cuando sepas que no vas a tener interrupciones
  3. Es importante aplicarlo a tu rutina diaria

Es importante que, sea cual sea el ejercicio que practiques, debe estar integrado en tu vida, porque de no ser así no conseguirás ser constante y acabará suponiendo una tarea extra imposible de cumplir. Con esto nos referimos a que lo adaptes a tus horarios, costumbres y hábitos de vida… si no es posible en ninguno de los casos, te animamos a que readaptes el ejercicio y lo incluyas dentro de tus tareas cotidianas.

 

  1. Controlar la respiración

La respiración está relacionada con la activación fisiológica y con las reacciones de ansiedad. Cuando tenemos ansiedad o estrés nuestro organismo está activado a un nivel de alerta muy alto; hiperventilamos y respiramos más oxígeno del que necesitamos. Ahí es cuando aparecen aquellas sensaciones desagradables, como mareos, sensación de ahogo, palpitaciones… también es probable que algunas de tus extremidades se duerman o sientas hormigueo.

Para controlar estas situaciones, aprender e integrar formas de respiración adecuada es esencial. Además si prestamos atención a nuestra respiración, favoreceremos también la relajación y disminuímos contracturas y dolores.

Obviamente todos sabemos respirar; sin embargo, no lo hacemos de la manera correcta. Hay muchas formas de hacerlo, pero la respiración que prácticamente todos realizamos es una respiración superficial, sin ser conscientes del proceso; una respiración automática. Respiramos por la boca/nariz y sin ningún uso del diafragma incorporando solo una pequeña cantidad de oxígeno.

Para realizar una respiración correcta debemos seguir estos pasos:

  • Postura adecuada: Recomendamos estar sentados, aunque se puede hacer tumbados o de pie. La espalda debe estar recta y completamente apoyada en la silla. Hombros abiertos, de tal forma que no se vayan hacia adelante. Los pies deben estar apoyados en el suelo. Inclina ligeramente el cuello hacia delante y por último coloca tu mano derecha sobre el vientre y la otra sobre tu pecho.
  • Una vez tenemos la postura correcta, comenzaremos con la respiración. Imagina que tienes un globo en la barriga. Cuando inspires el globo se llenará hinchando la barriga, al expirar, sacarás todo el aire.
    1. Toma aire por la nariz, lenta y profundamente, mientras cuentas hasta cuatro. Llena bien de aire los pulmones. Si tu mano situada en el vientre se levanta estás haciéndolo de forma correcta.
    2. Retener el aire durante 4 segundos
    3. Suelta el aire por la boca lentamente, contando de nuevo hasta 4. El abdomen volverá a su posición natural.
    4. Repetir el proceso dos o tres veces.
  1. Caminar o hacer ejercicio

Hacer cualquier actividad física ayuda a activar de nuestro cuerpo. Nos ayuda a relaja  nuestra mente, a dedicarnos tiempo a nosotros mismos, a cuidarnos… algo que olvidamos con demasiada frecuencia.

Hacer ejercicio de forma regular alivia la depresión y la ansiedad ya que:

  • Libera endorfinas que generan bienestar,sustancias químicas del cerebro que tienen pueden incrementar la sensación de bienestar
  • Libera la mente de preocupaciones para que puedas salir del ciclo de pensamientos negativos que alimentan la depresión y la ansiedad.

 

  1. Escuchar música relajante y meditar. La música amansa las fieras

Dedicar unos minutos a escuchar música relajante o meditar es también una manera de conectar con nuestro yo más calmado.

La meditación mejora la calidad de vida de las personas. Está especialmente indicada para aquellos que sufren de ansiedad, estrés o dolor crónico, ya que el cuerpo es nuestra carrocería, y no es capaz de aguantar tanta presión… por ello los daños psicológicos se reflejan también en el físico.

Está demostrado que la mente puede crear las sustancias necesarias para relajar el nivel de conciencia y eliminar niveles dañinos de cortisol en sangre. Si nunca has realizado ningún ejercicio de relajación, puedes acceder a ellos de forma gratuita desde aquí. Encontrarás consejos, tips y un protocolo que te ayudará a realizar tus primeras meditaciones guiadas paso a paso.

Si tienes cualquier consulta, sugerencia o duda, puedes ponerte en contacto con nosotros desde aquí.

 

La cuarentena, 7 consejos para sobrellevarla

 

Sabemos que quedarse en casa durante la cuarentena no es fácil; ya que estar alejados de nuestros familiares, el estado de alerta y la ansiedad y estrés constante que eso genera, acabarán pasando factura a nuestra salud física y mental. Desde el Método Todo es Posible hemos desarrollado un “Plan de actuación” con 7 consejos sobre cómo sobrellevar una época de cuarentena

Estar en casa un tiempo está bien, y a todos nos gusta relajarnos y desconectar del mundo exterior…pero estarlo en contra de nuestra voluntad es diferente. Parece que no…pero sí lo es. Luchar contra esto puede generar un periodo de ansiedad y muchos miedos. Nuestra cabeza parece una “lavadora” que va dando vueltas y vueltas a la idea negativa de contagiarnos, de no poder salir, de perder nuestro trabajo o lo que es peor nuestro negocio, llegando a un estado de angustia y estrés muy elevado. Es una situación anormal, y debes aprender a manejarla.

1. La ley de la sustitución, o lo que es lo mismo: cambiar pensamiento negativo por uno positivo.

En cuanto percibas que estas pensando, hablando, sintiendo o haciendo algo negativo… por ejemplo, estamos pensando en lo mal que lo vamos a pasar en ese momento, tenemos que obligarnos a decir “Basta” y cambiamos el pensamiento por una mas positivo. Sabemos que es algo complejo, y que identificar los pensamientos auto-destructivos es difícil al principio… pero es la única forma de no caer en un agujero de angustia y desesperación.

Para ayudarte, cambia ese pensamiento por otro. Solamente es cuestión de polarizar el lenguaje: “No lo voy a pasar tan bien… pero podré con ello”. En Programación Neurolingüística existe una teoría que habla de cómo el ser humano siempre se queda con lo ultimo que piensa y eso es lo que entra en nuestro subconsciente. Tenemos que pensar en lo que queremos, no en lo que no queremos.

Algún consejo que te ofrecemos para rebajar los niveles de ansiedad es no estar al tanto de todas las noticias. Quiero decir… mantenerse informado está bien y es necesario saber qué está ocurriendo a nuestro al rededor… pero no por ello debemos estar frente a la radio, móvil o televisor cada vez que salta una nueva noticia. Consulta solo fuentes de información fidedignas y veraces como aquellas que ofrece el Ministerio de sanidad. Consúltalas una o dos veces al día… y nunca antes de dormir.

2. Observa la vida y tu entorno con optimismo.

“Un optimista ve una oportunidad en cada calamidad y un pesimista ve una calamidad en cada oportunidad” W. Churchill

Tienes que pensar que, gracias a quedare en casa, estas evitando el contagio y por tanto estas haciendo el bien a la sociedad, olvidándote de estar pensando constantemente que no puedes salir. Cuantos más juntos estemos en esta batalla, antes la venceremos. Y recuerda… vas a tener que quedarte en casa igualmente, ¿es mejor hacerlo con una actitud positiva o con una negativa?

 

3. Mantente ocupado haciendo tareas, labores o simplemente pensando en tus sueños.

Como decía el famoso Psiquiatra austriaco Victor Frankle, padre de la logoterapia -terapia por el sentido en la vida-, las personas que sobrevivían al holocausto eran las que tenían una meta…algo “que hacer” al salir del campo de concentración.

Aprovecha estos días para dedicarte a tus hobbies, a leer, aprender algo nuevo… pensar en tus planes de futuro… ¿hace cuánto que no disfrutas de la tranquilidad de un libro?

“El hombre que se ha caído es más fuerte que el que nunca se cayo”

4. Comunicación con tus familiares, amigos y personas queridas.

Este es un momento para conocerte a ti mismo. Conocer más a tus amigos, a tus familiares… a tu pareja o a tus hijos. Un momento para pasar en compañía y en familia. Hablar de vuestros sueños, vuestras metas, qué es lo que os gusta… qué es lo que no y ¡compartirlo! De esta forma os estáis enfocando en otra cosa y, en cuanto acabe la situación, habréis sacado un montón de cosas positivas de haber tenido que estar en cuarentena.

5. Haz ejercicio si puedes mantente activo.

No es necesario tener un gimnasio en casa… y tampoco te pedimos que, si no es habitual en ti, te sobreesfuerces… pero quedarse todo el día sentado en el sofá no va a ser positivo para tu mente ni para tu salud física y mental.

Puedes hacer ejercicios con botellas de detergente a modo de pesas, hacer yoga, estiramientos, pilates… Puedes encontrar en internet cientos de ejercicios para realizar en casa. Diferentes tipos, modos y adecuados a tus necesidades.

6 Empatiza con el resto de personas.

Cuando tienes hijos, ya sean adolescentes o más pequeños, empatizar es esencial. Tienes que hacerles entender que no nos quedamos en casa como castigo, si no que lo hacemos para evitar el contagio a otras personas. Quedarse en casa ayudará a no contagiar al resto, quedarse en casa significa salvar vidas. Deben entender que, nuestra única forma de ayudar a los demás es quedarnos en casa para facilitar el trabajo y las labores sanitarias, y de esta manera haya la menor cantidad de contagios. Hay que hacerles participes a todos los integrantes de la familia, todos debemos sentirnos útiles y luchar contra esto juntos, como una gran familia.

Es un momento especial para compartir , aprender y hacer cosas; jugar, leer, aprender, hacer concursos, debates, nuevas recetas…si estamos todos unidos Todo es posible.

7. Medita

Relájate, respira profundamente y disfruta de un tiempo de tranquilidad, relajación y calma para ti. Inculca este valor a tus seres queridos, a tu familia, a tus hijos o a tus amigos… aunque sea, en la distancia. Puedes acceder a unas relajaciones gratuitas desde aquí

Aprovecha también para leer… en el libro “Todo es Posible” tienes muchas herramientas para conocerte, aceptarte, actuar, transformar tu vida y renacer de las crisis. Puedes adquirirlo, si aún no lo tienes, aquí.

Con estos consejos, sobrellevar la cuarentena será mucho más fácil.